Testimonios

Achos y Logan. Esto es amor a primera vista. La historia de una adopción. #YoNoComproAmigos

El pasado sábado, el Ayuntamiento de La Laguna, a través del área de Bienestar Animal que dirige José Luis Hernández, organizó en la plaza de El Tranvía de La Cuesta, la primera Feria de Adopción de mascotas.

Como como les contamos en este post, durante todo el día, transcurrieron diversas actividades destinadas a fomentar la adopción responsable de mascotas, así como propiciar el encuentro entre profesionales y particulares con el fin de proporcionar información necesaria para las familias que piensan en la posibilidad de adoptar alguna mascota o para resolver dudas e inquietudes respecto a las ya adoptadas.

Mientras tirábamos fotos y charlábamos con las distintas entidades que allí se daban cita, un pequeño no paraba de mirarnos entusiasmado mientras movía su cola de un lado para otro. Era la felicidad en forma de peludo de cuatro patas y se llama Logan.

Logan sonreía frenéticamente pues estamos seguro que es consciente de su suerte, pues es un exvallecolinito que fue a parar al hogar de Achosmán, su adoptante, que en un alarde de heroicidad, llamó a su fiel amigo Logan y le regaló un collar de superhéroe. 

Esa mirada nos cautivó.

Podemos dar fe del amor que sienten el uno por el otro. 

Y como no podemos resistirnos y hablamos con todo el mundo que lleve un peludo y nos sonría, nos tomamos nuestro tiempo con Achosmán y Logan porque sabemos lo interesante que es, saber qué piensan y sienten, los adoptantes de perros abandonados.

¿Cómo llegó Logan a casa?

Desde niño quería tener mascota. Pero fui un peque alérgico y a mis padres no les hacía gracia. Ya de adulto seguía con las ganas de tener una mascota. A mi pareja y a mi nos encanta los pateos y la naturaleza. Mi pareja tiene una perrita (Bimba) y es el amor de la casa. Nos planteamos ser casa de acogida para colaborar con los perros que están en albergue. Fuimos a Valle Colino a preguntar y nos dijeron que ellos no trabajan con casa de acogida. Tras un breve paseo por la zona viendo todos los perritos, Logan nos miró y se sentó. Fue amor a primera vista. Dimos un paseo previo por fuera del albergue junto a Bimba (nos preocupaba que no se llevaran bien) y congeniaron rápidamente. Tras eso, y con muchos nervios, movimos la adopción y fuimos a recogerlo al día siguiente.

Achosmán y Logan.

¿Por qué un perro de Valle Colino?

En realidad por varios motivos. Algunos amigos nuestros ya habían adoptado ahí y teníamos buenas referencias. Está cerca de donde vivimos y en ocasiones los oíamos ladrar. Nos animamos a ir y nos trataron genial. Nos dieron facilidades en la adopción y nos informaron de todo.

¿No es mejor comprar un perro?

Mi pareja suele decir que «todos los perros tienen su encanto» y es verdad. En realidad todos tienen algo que me gusta. Los grandes, los peques, juguetones, más tranquilos… Tenía claro que comprar no era una opción. Que quería darle la oportunidad de ser querido y estar tranquilo y feliz a un perro que estuviera en un albergue. Me parecía lo más justo. Ellos también merecen amor, y además lo devuelven multiplicado por mil.

¿No preferías un cachorrito?

En realidad el día que fuimos a adoptar a Logan, habíamos entendido que tenía 5 años. Y eso nos motivó a adoptarlo, para poder ayudarlo. Luego resultó que fue una confusión y tenía 8 meses. Así que, adoptamos un cachorro sin saberlo.

Y la hermanita de Logan… ¡Bimba!

Logan tiene a su hermana Bimba. Tiene 6 años y es la hermana mayor. Tienen caracteres distintos, pero ella le busca bastante y le muestra cariño. Hacen un buen tándem a la hora de buscar tranquilidad y mimos. Nos ha sorprendido lo bien que se han adaptado entre ellos y cómo respetan sus espacios. Aunque hay juguetes que no quieran compartir, como todos los hermanos.

Bimba y Logan… hasta los nombres están hechos el uno para el otro.

¿Cómo es la vida con mascotas?

Bueno, ciertamente me asustaba hasta qué punto debía adaptar o cambiar mi ritmo de vida. Tiempo libre, ocio… La verdad es que los cambios han sido mínimos y lo que nos ha aportado ha sido mucho más. Son la alegría de la casa, nos animan siempre y podemos seguir haciendo ocio con ellos (senderos, paseos, viajes, escalada…) El cambio ha sido totalmente en positivo. Es una responsabilidad, es cierto. Pero es algo que alegra y anima a la familia y al entorno. Hasta mis padres que eran los primeros que no les hacía gracia la idea, están ahora enamorados de Bimba y Logan y los miman pidiendo casi a diario que los llevemos para verlos. Sus nietos los llaman. Mis amigos ya conocen a los enanos y están encantados de verlos y hacer planes juntos. Y mi pareja… Gracias a ella están Logan y Bimba en casa, con lo que puedes imaginar lo encantada que está. No es solo el cariño que me dan a mí, sino todo lo que han influido positivamente en el entorno. 

Bimba y Logan de pateo con su madre humana.

¿Qué cambiarías de los barrios para disfrutar más de las mascotas? 

Los parques de perros, haría más. No es solo un espacio para que ellos corran. Los humanos que vamos ahí, también encontramos un punto que nos une de forma positiva. En La Laguna, en concreto en la zona de La Cuesta, además de otro parque, añadir una zona habilitada dentro del parque nuevo de Las Mantecas, también haría falta algunas papeleras más, para poder depositar las bolsas de los enanos. Y no estaría mal mirar las políticas sobre fuegos artificiales y petardos… Pero supongo que ese cambio será más lento. 

¿Qué le pides a la sociedad? 

Creo que la sociedad va por el buen camino. Pero aun así, sí incluiría recordatorios de que los animales son seres vivos, no juguetes u objetos de usar y tirar. Además deberían cambiar los conceptos de «perro de raza» por el simple hecho de perro. Es justo que cada persona con sus circunstancias requiera un tipo de animal (más cariñoso, de un tamaño u otro), pero deberíamos evitar dejarnos llevar por lo de la raza. 

Ya son cada vez más los edificios dónde permiten tener mascotas, pero todavía existen zonas de alquiler donde no se pueden tener. Y eso es también un hándicap para muchas personas que quieren adoptar o acoger.

Gracias Achosmán, por tu simpatía, tu sonrisa infinita y tu corazón perruno.

Laura, Achos, Bimba y Logan. Una preciosa familia.


Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *