• Testimonios

    Mela y sus amigos

    A veces, una mascota es el impulso que necesitamos cada día para ponernos en pie. A veces nos hacemos mayores y dejamos de salir tanto como antes. Nos encontramos mejor en nuestra casa, rodeados de nuestras cosas y cada día, nos alejamos más del mundo. Cansancio, miedo, comodidad o, como le ocurre a nuestra protagonista, por una de esas enfermedades que produce una fatiga crónica que en ocasiones llega a ser incapacitante. Mela nos abre las puertas de su casa para hablarnos de sus mascotas, dos perritas llamadas Rita y Tolola; Lola, una nietita perruna que va de visita; Mara, Mau, Blanqui y Blacki, cuatro gatas preciosas y un par…